Carrer de Sant Cugat, 1, 1B, Rubí, Barcelona
+34 626 45 19 20
info@xavidemelo.com

Conectarse con el corazón

Espectacles de Sensibilització Social i Solidaria

Conectarse con el corazón

 

El Instituto HeartMath dice que: «Regular las emociones humanas es el próximo paso en la evolución humana».

Recuerdo que, al celebrar el final de un curso en Córdoba, una cantante de ópera cantó como agradecimiento por lo que los vídeos que habíamos colgado en internet habían hecho por su salud. Sentir su voz fue un impacto; todos nos pusimos a llorar al instante. En mi corazón, sentía una fuerte opresión, como si mi pecho fuera a estallar; parecía un amago de ataque al corazón. Mis emociones eran tan intensas que no cabían en mi ser; todo era sensación, emoción, llorar y llorar. Lo más impactante fue que nadie podía controlar este fenómeno. ¿Dónde estaba la mente racional? Era algo brutal, como un maremoto. Solamente podíamos dejarnos llevar por ese vendaval de energía que resonaba con estruendo en cada uno de los corazones. Era imposible resistirse; había que dejarse fluir. Nunca en mi vida he sentido un agradecimiento tan profundo desde el corazón.   ¿Qué hay en nuestros corazones que provoque esta reacción emocional?   El átomo primordial es el átomo que contiene toda la información del universo. Posee una energía inconmensurable; es el átomo de la información. Contiene todas las posibilidades y habita en el corazón; lleva la información más preciada para cada uno. Siempre se nos ha dicho que debemos escuchar nuestro corazón, que el corazón tiene razones que la mente no alcanza a comprender.   Sabemos que el corazón tiene memoria y que tiene neuronas. Según algunos expertos, unas cuarenta mil. El corazón es nuestro guía en las decisiones importantes. Cuando lo escuchamos, no hay razones que nos impidan hacer aquello que sentimos. Lucha contra viento y marea; su saber es irracional. Tenemos la certeza de que el camino que nos señala es el que debemos seguir.   La inteligencia del corazón es emocional. Solamente se manifiesta cuando sentimos emociones, entonces nos expresamos emocionalmente. Si queremos interactuar con los demás, si realmente deseamos llegar a ellos, no podremos hacerlo con la mente racional. Sí con la mente emocional, que habita en los corazones.   Se trata de una inteligencia holística, una inteligencia que piensa en la globalidad, no en la individualidad. Siempre piensa en la cooperación, no en la competición. Es una inteligencia que sabe que la única forma de tener es dar, pero dar por placer. Es una inteligencia que no espera; que no tiene expectativas. Que está viva siempre en el momento presente; no va más allá del tiempo y del espacio; cada momento es un instante sagrado, un instante que te une con todo y con todos, en el que el tiempo se detiene y se convierte en eterno. Cuando la mente escucha al corazón, entra en un estado cuántico, todo es, todo se puede manifestar. La mente se mantiene en un estado creativo, conectada con el espíritu universal, al que UCDM llama el Espíritu Santo.   El Espíritu Santo se halla en el átomo primordial, porque Él alimenta nuestras almas con esta energía suprema, divina, energía creadora de la vida en un eterno ahora, en que la mente simplemente escucha una Sabiduría que sabe que no es suya.   Es una mente en paz. UCDM lo expresa de la siguiente manera:    «La mente que ha sanado no planifica. Simplemente lleva a cabo los planes que recibe al escuchar a una Sabiduría que no es la suya». Considero que las emociones son el soporte físico de los mensajes del corazón. Este no se expresa con palabras ni razonamientos, simplemente lo hace con las emociones. Por lo tanto, estas son el código de expresión de nuestras almas. Cuando las almas quieren expresar algo muy importante para nuestro quehacer en este mundo, nos envían mensajes mediante emociones o situaciones que nos emocionan. Si la emoción se refleja en el cuerpo, este reacciona biológicamente. Y si la mente, el corazón y los actos están en coherencia, me siento pleno, realizado, en paz.  Solo hay dos emociones: el miedo y el amor. El miedo se expresa a través de una variedad de emociones, y todas ellas derivan de la creencia en la separación, en la soledad, en la carencia. El amor, no el querer, es una emoción única, plena. Surge de la certeza de que la fuerza que lo alimenta todo también nutre la mente que se alinea con la emoción del amor.

“Hay un lugar en ti donde hay perfecta paz. Hay un lugar en ti en el que nada es imposible. Hay un lugar en ti donde mora la fortaleza de Dios.”

UCDM nos enseña a encontrar la coherencia aprendiendo a escuchar al corazón. No lo dice literalmente, pero enseña a escuchar la Voz que no separa, la Voz que guía para tomar decisiones. Una Voz que no es arrogante, no da órdenes, simplemente da paz. Esta Voz que oímos en el corazón puede influir en nuestra mente dividida y coaccionada por el miedo, dándole la oportunidad de pensar con coherencia, de alinear los pensamientos de la mente con los sentimientos que emanan del corazón. Entonces, nuestros actos serán coherentes y podremos lidiar con las situaciones estresantes con otra perspectiva.   Howard Martin, uno de los pioneros del Instituto HeartMath, dice que, cuando estamos en coherencia, tenemos una mayor claridad de pensamiento y una mayor habilidad para controlar y gestionar las emociones, de manera que podemos reducir el estrés. El estado de coherencia resulta bueno para la salud, para el cuerpo, para el sistema nervioso, para el corazón físico. Se liberan hormonas regenerativas que activan las funciones cerebrales. Es un estado en el que estamos muy conscientes. El estado de coherencia es un estado en el cual se encuentra mi mente cuando está alineada con los sentimientos de mi corazón y con las acciones que mi yo realiza. A esto lo llamo un estado de coherencia humana, que es la coherencia mínima para conservar la buena salud física y mental. Hay un estado de coherencia superior: el que nos enseña el Curso. Un estado en el que no tengo que elegir, un estado de dejar fluir, de no hacer nada, de entregarse a los dictados del Espíritu Santo.

(Texto extraído de “Curación a través de Un Curso de Milagros”, de Enric Corbera, adaptado por Xavi Demelo)

 

PD: Si crees que este post te sirvió para algo, y quieres colaborar con nosotros, puedes efectuar una donación en este enlace: https://www.paypal.me/XaviDemelo

Gracias a tu donación y a la de otros herman@s podemos realizar esta labor de propagación del Curso y de la Paz, el Amor y la Abundancia.

Recibe un abrazo

Xavi

 

2 comentarios

  1. HEBER PINTO dice:

    XAVI, SOY DE URUGUAY, MAESTRO DE REIKI USUI Y DE FRACTALES DE LUZ Y TAMBIEN TERAPEUTA DEL DOLOR CON BIOMAGNETISMO CUANTICO, NUNCA HABIA LEIDO NADA DE TI, HOY LLEGA UN MENSAJE EN FACE DE UN ARTICULO Y TE DIRE QUE EXISTEUNA SINCRONICIDAD ENTRE TU Y YO INCREIBLE, PORQUE EN TODAS MIS ACTIVIDADES ME SITUO EN MI CORAZON Y DESDE ALLI APLICO LOS METODOS DE SANACION Y CUANTO MAS CORAZON LE PONGO MEJORES RESULTADOS OBTENGO, HA SIDO UNA SATISFACCION ENORME ENCONTRARME CONTIGO AUNQUE SEA A TRAVES DE TUS PENSAMIENTOS, NAMASTE

Deja un comentario