La abundancia según Un Curso de Milagros

“La abundancia según Un Curso de Milagros”.

Muchas de las personas que llegan a cualquiera de los muchos caminos que les ayudarán y orientarán hacia el cambio, UCDM incluido, lo hacen movidas por sus problemas económicos, aunque a menudo no quieran admitirlo. El dinero, y lo material en general, tienen muy mala prensa en determinados círculos “espirituales”. La gente se sienta en zazen y cierra los ojos para meditar horas y horas pretendiendo en teoría iluminarse. No os dejéis engañar: tan solo quieren llegar a fin de mes. Y aquel mes en que lo logran de manera más o menos desahogada, es rápidamente calificado en su interior como “profundo, revelador, concienciador, etc.” El ser humano ha creado una manera de vivir basada en el dinero (inventado por la propia humanidad) y en el tiempo lineal (idem), y vivimos intercambiando dos conceptos que no existen en realidad: tiempo por dinero. Y lo peor de todo es que nos lo(s) creemos.

Al mismo tiempo, la misma humanidad ha desarrollado una incapacidad manifiesta de relacionarse con el dinero. Y aún podríamos ir un paso más allá: En lugar de considerar el “vil metal” como lo que es, un vehículo y símbolo de intercambio de productos y servicios, o sea una herramienta de relación, una más, lo ha convertido en un fin en sí mismo, un dios que aparece a principio de mes y desaparece al final. Y eso con suerte, normalmente hacia el día 20 las personas suelen estar desesperadas por su ausencia. De esta manera, la palabra “dinero” va asociada a nivel muy profundo con el concepto “miedo”. E incluso quien tiene y maneja frecuentemente mucho dinero vive con el miedo de que algún día lo perderá. Y eso es un gran negocio para bancos, cajas de ahorros y aseguradoras, que viven de lo que podríamos llamar “el salario del miedo”.

Incluso a menudo morimos enfadados por no haber acabado de pagar esto o aquello. Y no nos damos cuenta que la vida es eso maravilloso que pasa mientras nosotros estamos dilapidándola pensando en cómo y cuándo pagaremos aquello que compramos por el impulso del programa del “tener” que nos posee. Un programa que, huelga decirlo, hace que ciertas élites que lo crean y lo difunden puedan vivir con el convencimiento de que siempre habrá dinero disponible para ellos. Aunque eso no quiere decir que no sean también esclavos de la diosa Posesión Material y no mueran también enfadados por aquella urbanización que no llegó a construirse todavía o aquel campo de golf que solo existe de momento en los planos.

Si a este sufrimiento llamémosle “inconsciente” que nos acompaña durante buena parte de nuestra vida y que intentamos desesperadamente llevarnos a la tumba (porque probablemente llegamos a creernos que forma parte de nuestra naturaleza y nos contemplamos y juzgamos a nosotros mismos en aras de lo que poseemos), le sumamos la consciencia que experimentamos súbitamente cuando nos hallamos a punto de embarcarnos en el viaje final, esa consciencia de haber dejado de lado tantas cosas bonitas y realmente enriquecedoras; la amistad, el amor, la familia, etc., podemos afirmar que este viaje aparentemente absurdo de la placenta de mamá a la barca de Caronte, es absurdo porque nosotros mismos, una y otra vez, decidimos que así lo sea con las elecciones que tomamos.

Extraído de “La abundancia según Un Curso de Milagros” de Xavi Demelo

ATENCIÓN: Si quieres recibir totalmente GRATIS en tu correo mi video-curso “Un Curso de Milagros Fácil”, solo tienes que hacer clic en www.uncursodemilagrosfacil.com e inscribirte. En 4 vídeos sencillos y divertidos te llevarás un completo manual de recursos para comprender y practicar con esta maravillosa herramienta de Paz Interna.

PD: Y si quieres compartir este enlace, quizá ayudarás a otros hermanos a conocer UCDM. “Dar es lo mismo que recibir, y en el mismo momento en que das, estás recibiendo”, dice UCDM.

PD2: Asimismo, si crees que este post te sirvió para algo, y quieres colaborar con nosotros, puedes efectuar una donación en este enlace: https://www.paypal.me/XaviDemelo

Gracias a tu donación y a la de otros herman@s podemos realizar esta labor de propagación del Curso y de la Paz, el Amor y la Abundancia.

Recibe un abrazo

Xavi