Tengo miedo de no ser yo, no sé como acabará esto…

Hola!!!

Una pregunta típica y tópica que me han hecho muchos estudiantes

Si te identificas con ella, espero ayudarte con esta respuesta a la pregunta de una alumna de mi taller Obradores de Milagros

X: Quería comentarte que estoy sorprendida de los pocos perdones que tengo que hacerme. No sé si es que he dejado de hacerlos tan a menudo o que no me doy cuenta, pero me está pasando. A veces tengo mis dudas sobre si es verdad o es una de las trampas del ego.

Y por último comentarte que tengo muchas dudas, que a veces pienso en el miedo que me da no ser “yo”, en hacer trampas para no hacer el curso bien, en que no sé cómo va a acabar esto……..

 

Mil gracias

YO:

Siempre digo, de manera humorística, que el miedo y la culpa tuvieron una aventura, y de ahí nació la duda, jejejeje…Cuando no estás en paz  (y cuando juzgas NO lo estás, aunque parezca que el juicio sea un estado natural, de tan profunda que está arraigada la proyección de la culpa hacia los demás o hacia la idea que tienes del “yo” juzgador, puesto que es lo mismo) debes aplicar el perdón hacia esos juicios y pedir la corrección a Quien puede hacerla. Ese es el plan de perdón del Espíritu Santo o Mente Recta del que habla el Curso. Mantente en ese Plan en el momento presente y no te “autoevalúes”, sino que entrega esa necesidad a autoanálisis al ES. Deja que juzgue Quien tiene toda la información para hacerlo.

Hablando en plata, si en la universidad, por ejemplo, dejarías que juzgara tus avances tu profesor o catedrático porque es quien está capacitado para ello, y eso sería para ti lo más normal del mundo, aplica esa “normalidad” a tu trabajo espiritual y permite a tu Mente recta, que tiene toda la información, esa evaluación y ese juicio. Los resultados de tu avance los verás proyectados en tu vida: “Por sus frutos los conocereis y ellos se conocerán a sí mismos.

Precisamente debido a ese miedo a dejar de ser “YO” el Curso ofrece un plan de estudios paulatino y prolongado en el tiempo lineal. Para ir sustituyendo la percepción de ese yo por un “nosotros” que se refiere a la Filiación, al Todo. Si fuera posible “iluminarse de golpe”, o sea conocer aquí y ahora al Dios que somos, eso pasaría. Pero como dice el Curso, nos volveríamos locos, nuestra mente no podría soportarlo. De ahí que el Curso sea, como se define en el Prefacio, un curso de entrenamiento mental, para ir progresando de a poquito. Sería un contrasentido que un estudiante de cirugía de primer año estuviera sufriendo por las intervenciones quirúrgicas que deberá realizar cinco o seis años después. Pero el ego es un contrasentido en sí mismo, un “no sentido”, puesto que en realidad no es nada, no existe, aunque a estos niveles todo nos esté diciendo que sí existe. Eso es lo que vamos desmontando perdón a perdón, entrega a entrega, corrección a corrección, milagro a milagro.

Y en tu Plan altamente individualizado para ti se te mostrarán las situaciones, las experiencias, los momentos de dolor, de NO paz, donde deberás elegir entre el milagro o la corrección del ego, que no es nunca tal corrección, sino una repetición de patrones del pasado, en un intento desesperado de seguir teniendo razón en lugar de escoger la paz. O ser feliz, como muy bien dice el Curso.

En cuanto a lo que me dices de que “no sé cómo va a acabar esto”, te diré que esto no va a acabar nunca, lo que acabará será precisamente esa conciencia de principio y final que tienes ahora, esa creencia en el tiempo lineal, que lleva en sí misma un idea equivocada de que  la muerte existe, y por tanto que existen todas las “muertes” inherentes a esa idea que te vas encontrando en lo que llamamos vida, que no son sino oportunidades de trascender esa idea finita de ti misma, para avanzar hacia la consciencia de la Realidad Infinita, que es tu verdadera realidad, y no otra.

¿Qué quedará de ti, tal como te percibes ahora? Lo que sigas creyendo de ti, lo que no quieras soltar, tus razones, tus juicios, etc. Eso se mantendrá hasta que estés preparada para entregarlo a la Corrección, lo cual realizarás, paso a paso, perdonando y entregando ante cualquier aparente situación, sea de pensamiento, palabra, obra u omisión que te produzca culpa y dolor.

Pero no te “borrarás”, no te preocupes, sino que iras cambiando tu percepción sobre ti y sobre el mundo. Y tu proyección en éste cambiará. El personaje encarnado en el cuerpo quedará solo como vehículo de comunicación y de extensión del Amor que eres. Eso no tiene nada que ver con imágenes de aburrimiento, santurronería, incomunicación, desidia, pasotismo, etc. Eso es del ego.

Al contrario, desde la Paz y la certeza de lo que realmente eres se goza mucho más de la vida.

Espero que te sirva

Abrazos

Xavi

ATENCIÓN: Si quieres recibir totalmente GRATIS en tu correo mi video-curso “Un Curso de Milagros Fácil”, solo tienes que hacer clic en uncursodemilagrosfacil.com e inscribirte. En 4 vídeos sencillos y divertidos te llevarás un completo manual de recursos para comprender y practicar con esta maravillosa herramienta de Paz Interna.

PD: Y si quieres compartir este enlace, quizá ayudarás a otros hermanos a conocer UCDM. “Dar es lo mismo que recibir, y en el mismo momento en que das, estás recibiendo”, dice UCDM.

PD2: Asimismo, si crees que este post te sirvió para algo, y quieres colaborar con nosotros, puedes efectuar una donación en este enlace: https://www.paypal.me/XaviDemelo

Gracias a tu donación y a la de otros herman@s podemos realizar esta labor de propagación del Curso y de la Paz, el Amor y la Abundancia.

Recibe un abrazo

Xavi