Paz Interior

Un Curso De Milagros Fácil

Paz Interior

paz interior

Sencillos pasos para conseguir la Paz Interior.

Una aclaración antes de nada: Los pasos para conseguir paz interior son sencillos. Pero no quiere decir que sean fáciles. Las resistencias del sistema de pensamiento del ego se encargarán de que NO lo sean. Pero si podemos creer que esas resistencias son nuestras, las venceremos. Debemos responsabilizarnos de su creación. Por el mismo poder de crearlas, las podremos cambiar. Esa es la elección: Poder o victimismo.

Como encontrar Paz Interior

a) La Paz Interior está dentro, no afuera. Cualquier búsqueda externa está condenada al dolor y al sufrimiento. Cualquier supeditación de la Paz a que cambie algo afuera o que no cambie nos deja desamparados. A merced de algo que excede nuestro poder y que representa una gran pérdida de energía. Y una frustración constante.

b) Forma parte de nuestra Naturaleza. Por lo tanto ya está ahí. Ya estaba ahí antes de que inventáramos las mil formas de conseguirla. Pero, a base de escoger inconscientemente el conflicto, la olvidamos. Olvidamos nuestra Esencia, que es Paz.

c) Para recorrer el camino inverso, debemos realizar elecciones constantes. A favor de la Paz. Elecciones mentales, en el aquí y en el ahora. Ese es el secreto. Volver una y otra vez a conectar con esa Paz que olvidamos. Así se entrena la mente.

d) Por último, una premisa básica. Necesitamos un método. Un Camino. Un Plan de estudios. Un sistema de entrenamiento mental. De des-hacimiento. De desprogramación y reprogramación a favor de la Paz. Y eso es lo que es Un Curso de Milagros.

Necesito Paz Interior.

¡Pues claro que sí! Pero esa necesidad suele vehicularse en el mundo del ego de manera totalmente errónea. El ego cree que siempre hay que “hacer” algo para estar en paz. Que hay que “tener” algo. Que hay que “ser” algo en el mundo. O las tres cosas a la vez. Tendré paz cuando sea médico, tenga pacientes y ejerza la medicina. O cuando me case con la mujer perfecta. Y tenga los hijos que deseo. Éstos estudien y tengan éxito en la vida. Acabe de pagar la hipoteca que contraté antes de casarme. Etc.

Son demasiados condicionantes, sobre los cuales NO tenemos en realidad ningún ascendente. Cualquier menudencia puede cambiar nuestros planes en cualquier momento. Si nuestra Paz estaba supeditada a la consecución de todo eso, estamos fritos, jejeje.
Y si todo eso se cumplió (o parte de eso), y vivimos con el miedo a perderlo… ¿Qué clase de paz le hemos “comprado” al mundo? Ninguna.

Vivimos en un estado de alerta y angustia constante. Intentando proteger lo que creemos que tenemos, para que no cambie. E intentando conseguir aquello que creemos necesario para obtener paz. Siempre vigilantes, proyectando un futuro tenebroso e incierto.
Sin “tiempo” para disfrutar de los dones que ya hay aquí y ahora. Puesto que si disfruto de ellos, quizá me “despiste”, quizá me distraiga. De mi vigilancia interna. De mi miedo al castigo. Que puede venir de cualquier parte y en cualquier momento. Es terrible vivir así. No obstante, desgraciadamente, es como acostumbramos a vivir. Tal como pensamos.

Como tener Paz Interior y ser feliz

Pues cambiando ese foco. Cambiando la definición de ser feliz en nuestra mente. Cuando ser feliz se identifica en lo profundo con estar en Paz, todo cambia. Cuando nos acostumbramos a buscar la Paz en nosotros, el juego varía. Mejor dicho, se da la vuelta completamente. El juego sale de la mente y se instala en el mundo externo.

Tú juegas a ser médico, empresario o mendigo. Juegas a casarte, tener hijos o ser un soltero impenitente. A tener una casa, vivir de alquiler o en el hospicio para pobres. Incluso puedes jugar a vivir en la calle una temporada. Como pasa en la película Conversaciones con Dios, que te recomiendo que veas. Y mentalmente, escoges tu Paz una y otra vez. Hasta que te lo crees.

Hasta que sientes que la Paz no tiene nada que ver con lo que creíste que era. Que no tiene condiciones. Solo que te creas que la Paz eres tú. Y que aprendas a elegirla constantemente.

Paz Interior para gente estresada

El estrés es miedo, necesidad de control. Planificación excesiva. Y, sobre todo, dependencia de los resultados. “Si sientes miedo es porque te equivocaste en lo que consideras valioso”. Eso lo dice Un Curso de Milagros. Esta frase me ha enseñado muchísimas cosas sobre lo que yo consideraba valioso. Era valioso porque yo le daba en mi mente esa valoración. Cuando comencé a “soltarla”, todo cambió.

Preferir mi Paz Interna a todas esas cosas aparentemente valiosas ha cambiado mi vida. Porque cambió mi mente. Y mi mente es la que crea mi vida. Si alguna duda tenía en el “orden de los factores”, ésta se disipó cuando incluí esta práctica en mi vida.

Como dice mi amiga Carolina Corada, hay que aplicar la “disciplina de la Paz” a la mente. Y esto significa disciplinar a la mente en la elección de la Paz. Disciplinarse en no ceder ante la invitación al conflicto. “Primero mi Paz, y después lo demás”. Y esta frase no es egoísta, aunque el ego quiera apropiársela. Porque solo desde la Paz puedo ayudar y servir a mis hermanos.

Para terminar…

Puedes empezar tu andadura con Un Curso de Milagros inscribiéndote en mi curso GRATIS “Un Curso de Milagros Fácil”. Quizá más tarde quieras seguir estudiando conmigo. Quizá quieras que te ayude en la comprensión y aplicación del Curso en tu vida. En ese caso, por ser alumno de este curso GRATIS, te ofreceré muchas facilidades. Las que me hubiera gustado tener a mí cuando empecé el Curso, ni más, ni menos. Eso es lo que me guió a crear mis cursos y mi Escuela Online. Y lo que me sigue guiando en mi labor como Maestro de Dios.

Abrazos

Xavi