Tengo miedo de perderte

Un Curso De Milagros Fácil

Tengo miedo de perderte

tengo miedo de perderte

Tengo miedo de perderte, amor

Tengo miedo de perderte, Un Curso de Milagros: “Si tienes miedo, es que estás equivocado con respecto a lo que es valioso”. (T-2. II.1:7). Efectivamente, si consideramos valioso todo lo que la literatura romántica nos enseñó, estamos fritos. Vamos, vuelta y vuelta, y servidos en el plato del sufrimiento del ego. Jejeje

Cuando ni siquiera concebimos la posibilidad de ser felices estando solos, estamos negando la Verdad más absoluta. Puesto que “estar solos” es imposible, ya que todos somos Uno. Estar solos es un juicio, una percepción errónea. “Estar solos” es un intento constante de imponer nuestras razones a la Vida. Querer estar de una manera determinada con alguien, e imponerle e imponernos unas condiciones. Sin las cuales no podemos ser felices. O eso creemos.

Es que tengo tanto miedo de perderte…

Que haré lo imposible para que eso no pase. Incluso en contra de mi dignidad y de la tuya. Y de la de otras personas. Por ejemplo, nuestros hijos. Que resultarán perjudicados por mi inmovilismo. Por no permitir que el Amor (que no puede desaparecer, porque es eterno), simplemente cambie su forma.

Y yo pueda elegir verte y ver la relación de otra manera. Perdonando y corrigiendo los resentimientos que hubiere. Y de esa manera evitar repetirlos en el futuro. Responsabilidad en lugar de victimismo. Y para eso, no hace falta que “estés ahí”. Pero sí hace falta que yo “esté Ahí”. En mi Centro, mi Espíritu, mi Paz. Que no depende de ti, ni de nadie.

Me da miedo perderte

Tengo miedo de perderte y prefiero “perder” mi energía y mi felicidad sufriendo porque eso no pase. Cuando en realidad, la verdad es que no puedo hacer nada. Solo aceptar que si tengo que “perderte” en el mundo de la forma, eso va a pasar. Me ponga como me ponga. Si está escrito en mi plan, sucederá para mayor gloria de Dios. Del cual formo parte de pleno derecho.

“Soy Hijo de Dios, acepto mi herencia”

Y será una oportunidad de oro “para que” yo pueda corregir mi interpretación. El juicio de buenos y malos, conveniente o no conveniente. Para rendirme al Plan, a Dios. Para poder entregar al Espíritu mis juicios y elegir mi Paz Interna. Y poder decir, profundamente: “Solo sé que no sé nada”.

Tengo mucho miedo de perderte

No obstante, esa pérdida será mi proyección. Lo que yo necesite vivir en ese momento. Aunque el ego me grite al oído: “Que desgraciadita que eres”. Eso es pura fantasía. La realidad es que yo habré proyectado lo que necesito vivir en ese momento. Para aprender., elegir de nuevo y corregir mi programa egoico de justicia e injustica. De dolor y placer.

¿Para qué sufrir entonces? Si lo que tenga que pasar será lo mejor para mí. ¿Para qué envenenar mi presente con aparentes desgracias proyectadas al futuro? Que si sucedieran sería lo mejor que me pudiera pasar. Solo hay una Realidad: Aquí y ahora. Solo hay una oportunidad: Escoger mi paz mental en el momento presente.

“Todas las cosas ocurren conjuntamente para el bien, sin excepciones, salvo a juicio del ego”

Tengo miedo al amor

Eso es un buen comienzo: “Tengo miedo al Amor”. Al Amor Real. Al Amor de Dios. A no necesitar nada, ni a nadie. Porque eso es equivalente a tenerlo Todo. Y eso ya está ahí. Solo que lo hemos olvidado. Y hemos substituido ese Amor por pobres aproximaciones. Por falsos ídolos. Por lo que el Curso llama “relaciones especiales”.

Basadas en la separación. En el que el otro es el otro, y que puede hacerme sentir especial si actúa así y no asá. Y toda mi relación se basa y se fundamenta en juzgarlo y separarlo de mí. En lugar de ver la gran Verdad: Que me está mostrando todo lo que debo sanar en mí. Incluso mis resistencias a “perderlo” en la forma.

Si esa es mi resistencia, eso es lo que debo perdonar, entregar, aceptar y elegir mi Paz. Por este orden. Eso hace una mente entrenada en Un Curso de Milagros. Hasta que deshace el concepto de relación especial y la convierte en una relación santa. Donde se hace cargo de todo aquello que siente respecto al otro. Hasta que se une a El en profundidad.

Independientemente de que el otro “esté o no esté” en la relación. No importa en realidad, puesto que es una ilusión. Y solo llevando las ilusiones ante la Verdad podremos liberarnos del sufrimiento.

Miedo profundo

Solo profundizando en el miedo, en este instante de pensamiento, podemos transmutarlo. Podemos elegir entregarlo al Espíritu. Una y otra vez. Las veces que haga falta. Ese es el entrenamiento mental que nos pide el Curso. Ni más ni menos. Es tan sencillo que el ego no quiere admitirlo.

Tengo mucho miedo

No hay mucho ni poco, es simple miedo. Falta de Amor. Punto. Todo lo demás son florituras del ego. Justificaciones de “si pasa esto es peor que si pasa aquello”. La emoción se dispara y la mente entra en “fantasías animadas de ayer y hoy”. Comienza a indagar en los sucesos del pasado y los proyecta hacia el futuro. Gastando así el momento presente, el único que existe en realidad.

Tengo mucho miedo a todo

Y para más inri, la mayoría de esos sucesos ni siquiera sucedieron. O si lo hicieron, están agrandados en nuestra memoria. O pertenecen a memorias familiares, culturales y sociales. A los “miedos” de comunicación. Y nos acostumbramos a vivir así. Y lo aceptamos como la única manera de vivir. Es el síndrome del “por si acaso”.

“Por si acaso, le tengo mucho miedo a todo, así no me cogerá de sorpresa”. ¿Habrase visto tamaña estupidez?

“Cada vez que tienes miedo es porque has tomado una decisión equivocada” (T-2.VI.5:1)

Una decisión mental, claro está. Pero puedes tomar otra. Siempre.

Puedes empezar tu andadura con Un Curso de Milagros inscribiéndote en mi curso GRATIS “Un Curso de Milagros Fácil”. Quizá más tarde quieras seguir estudiando conmigo. Quizá quieras que te ayude en la comprensión y aplicación del Curso en tu vida. En ese caso, por ser alumno de este curso GRATIS, te ofreceré muchas facilidades. Las que me hubiera gustado tener a mí cuando empecé el Curso, ni más, ni menos. Eso es lo que me guió a crear mis cursos y mi Escuela Online. Y lo que me sigue guiando en mi labor como Maestro de Dios.

Recibe un abrazo

Xavi

¡¡¡Y SI QUIERES CONECTARTE CONMIGO EN MESSENGER PARA QUE ESTEMOS MAS CERQUITA HAZ CLIC AQUÍ!!!