La LEY DE LA DIVINA COMPENSACION representa el funcionamiento natural del universo, pero depende de nosotros liberar los pensamientos que la bloquean. Los pensamientos no amorosos desactivan la Ley y sabotean la dinámica del universo.

Cada pensamiento es una CAUSA que produce un efecto: una mente indisciplinada es un GRAN IMPEDIMENTO al éxito.

Las ideas negativas sobre ti mismo, aparte de que te dañan, NO SON VERDAD. El viaje espiritual conlleva sustituir nuestros pensamientos por los de DIOS. Debemos vernos tal y como nos ve el PADRE.

Los pensamientos dolorosos sobre nosotros mismos (juicios negativos) surgen de una IDENTIFICACIÓN EXCESIVA con el plano material. Que NO tienen CONSISTENCIA alguna. En el plano mortal no somos siempre perfectos. En cambio, en el plano espiritual SÍ LO SOMOS. SIEMPRE.

Somos criaturas de Dios, INMUTABLES E ILIMITADAS. La iluminación consiste en IDENTIFICARTE con tu REALIDAD ESPIRITUAL en vez de con la material. Tu pasado, tus errores, tus fracasos, etc., no limitan de ninguna manera QUIÉN eres o lo que ahora para ti es posible.

Todos somos especiales y ninguno es especial. Todos llevamos la MARCA DE DIOS. Nadie tiene MÁS O MENOS CAPACIDAD QUE OTRO para usarla como un conducto para la genialidad que emana de la MENTE DE DIOS.

La GRANDEZA de DIOS es un don que se nos ofrece a todos, pero somos nosotros quienes elegimos recibirla o no.

Nos falta fe en LO que existe dentro de nosotros porque nos falta fe en QUIEN está dentro de nosotros.

 

Cada uno de nosotros tiene un PAPEL ÚNICO en la sanación del mundo, una FUNCIÓN ÚNICA, divina. El Universo tiene un número INFINITO de trozos de pastel. Hay SUFICIENTE espacio para todos.

El crecimiento espiritual conlleva ABANDONAR las historias de tu pasado para que el universo pueda escribir una nueva. No niegas tu historia; TRASCIENDES sus aspectos negativos.

“SOY EL HIJO DE DIOS Y ACEPTO MI HERENCIA”. Todas las cosas amorosas que te han sucedido eran verdaderas y lo demás es una ILUSIÓN. Esas ilusiones no afectan a tu FUTURO, a menos que las traigas contigo a tu presente. Como hijo de Dios eres un recipiente de PODER Y POSIBILIDADES INFINITAS, y puedes crear y lograr tus sueños más osados.

 

Si sabes QUIEN vive dentro de ti, mover montañas te parecerá poco comparado con lo que puedes hacer.

Mediante la ORACIÓN se recibe amor, y mediante los MILAGROS se expresa el amor.

SESIONES ONLINE SEMANALES

¡Anímate y apúntate al grupo online
Milagros Cotidianos!

MÁS INFORMACIÓN AQUÍ