Normalmente, siempre que comenzamos un curso, sea presencial u online, pido que los alumnos se presenten y expliquen a los demás porqué hacen este curso. Esta presentación de una alumna de sesenta y seis años me gustó tanto que he decidido convertirla en un post para que también podáis disfrutar de ella:

Hola. Me llamo G. Tengo 66 años. Llevo tiempo con inquietudes y trabajo transpersonal. El curso de milagros ha estado intermitente en mi vida, pero por una cosa u otra no tenía continuidad. Se ve que no era mi momento, o no estaba lista aún para encontrarme con él y lo que representa…Ahora es la definitiva. Así lo siento. Me es claro. Me resuena. Leo y siento que algo dentro de mí se coloca y resuena haciendo los ejercicios sobretodo…porque me es claro que las cosas, personas, situaciones, entorno, mundo…solo tienen el significado que yo les doy, desde mi programación previa mental, desde mis conceptos, creencias, experiencias…Ellos por sí solos no significan nada. El significado se lo damos cada uno, desde nuestro cerebro, mente, programación…Y es una buena noticia porque si sabemos eso también podemos utilizarlo para no caer en la trampa del sufrimiento que nos dan nuestros programas, creencias, interpretaciones…y las emociones que llevan pegadas…Es una buena noticia por cuanto nos da esperanzas de variar las cosas, no desde fuera, sino desde dentro de nosotros, con conciencia, trabajo, confianza y comprensión-finalmente-eso confío…porque al principio es más un camino borroso por el cambio tan drástico de percepción que pide…Acostumbrados toda la vida a achacar todos los males a lo que nos viene de afuera…viendo solo la proyección y sin saber que lo es…Ahora veo el proyector. Me he dado la vuelta en la sala inmensa de cine que es la vida, el mundo…y he visto que es desde dentro que sale la luz que proyecta la película…Dentro…si cambia lo de dentro cambia lo proyectado en la pantalla, cambia lo que pasa en mi vida, cambia lo que viene por fuera, cambia la película…Si no te gusta la película hay que volverse al proyector y cambiar de rollo, de cinta, de percepción. Dar otra salida a aquello que -consciente o inconscientemente- está saliendo; y ahí es donde hacer el trabajo, prestar atención, sentir, investigar lo que no va…o averiguar lo que quieres que aparezca en la pantalla de tu existencia, dónde está oculto, qué le impide manifestarse, cuales son las sombras que lo tapan…y despejar eso…y lograr que salga a flote, que fluya, que se manifieste, que sea eso lo proyectado, lo que tú quieres proyectar…lo que tu ser profundo anhela sacar de dentro afuera…y ser feliz…Ser. Al fín. Proyectar tu esencia y no tus programas condicionados por tanto y tanto que no eres tú…

Deseándoos éxito en esa/esta aventura-tanto como la deseo para mí misma, os mando a todos mi mejor abrazo lleno de energía amorosa y cómplice.

Recibe otro para ti, querida G.

Y gracias por compartir y enseñarme un poco más.

Xavi

Imagen de David Mark en Pixabay

SESIONES ONLINE SEMANALES

¡Anímate y apúntate al grupo online
Milagros Cotidianos!

MÁS INFORMACIÓN AQUÍ