Esta es una pregunta que contesté por whatsapp a una persona desconocida. Me quedó el dedo atrofiado de tanto teclear desde el móvil, jejeje.
Al lado del número de teléfono, rezaba: “No al maltrato a los animales”.

Pregunta:

Hola quiero plantear una pregunta, si no es el lugar adecuado disculparme.
¿A qué es debido ser muy sensible con los animales en general pero cuando enferman los tuyos y después de creer que haces lo posible, tomas una decisión y se mueren te sientes culpable por haberte equivocado, estar dando vueltas y vueltas a la cabeza de tendría que haber hecho lo otro y llegando al punto de tener ansiedad?
Gracias

Respuesta:

En algún momento de nuestra vida debemos comenzar a elegir de una vez entre tener razón o ser feliz, entre los debería, los cómo, los cuándo, si está bien o mal, si es justo o injusto y, en lugar de formularnos tantas preguntas que no tienen respuesta, comenzar a aceptar que todo aquello que creemos que nos pasa y que juzgamos desde un programa de pensamiento basado en el miedo y la separación no son más que oportunidades para despertar y elegir otro Maestro y otro sistema de pensamiento.

Perdónate, acepta tu sensibilidad hacia los animales con amor hacia ti, hacia ellos y hacia todo el mundo, especialmente a los que los maltratan, que el Universo te pone en el camino para que tomes conciencia de cómo te maltratas a ti mismo y te perdones.

Y acepta que en el mundo de las formas todo tiene una fecha de caducidad y una manera de marcharse y la sabiduría consiste en aceptarla con dolor y no con sufrimiento. El dolor es necesario y muchas veces involuntario, el sufrimiento es la interpretación mental que hace el ego del dolor. Y ésta no tiene límites, ya que el mantra del ego es Busca pero no halles, o sea pregunta, pregunta y vuelve a preguntar y a darle vueltas a un problema que no tiene solución, por lo que ya ni siquiera es un problema. Y el cuerpo se defiende de la muerte cerebral por agotamiento, con ansiedad, depresión o algo más grave si no aceptas esto como una oportunidad de perdón y de elegir otra manera de pensar. “Hice lo que pude desde el amor y si me equivoque me perdono, el pecado no existe, solo existe el error, y este se corrige cambiando la percepción que tengo de ese error”.

El método es muy sencillo, pero nuestras resistencias internas que quieren seguir haciéndole caso a la cultura del sacrificio y el sufrimiento (“quien te quiere te hará sufrir”, “nada vale la pena si no se sufre por ello”, y otras gilipolleces x el estilo que permitimos que nos jodan la vida) hacen que necesitemos un camino de refuerzo y sustento, un sistema de reentrenamiento mental: Ese es Un Curso de Milagros. Desde el Curso intento contestarte, modestamente. Yo mismo, antes de UCDM, no necesitaba que se muriera un animal cercano, me entraba ansiedad con síntomas físicos graves por cosas mucho más “peregrinas”. “Tres días pensando en lo mismo, enfermedad segura”, dice un proverbio muy sabio.

Así que acepta que lo que pasó fue lo mejor k podía pasarte (siempre es así y cuando lo aceptas y despiertas tu vida cambia), aunque tu ego se resista ferozmente a aceptarlo porque no quiere dejar de sufrir.

Y haz el Curso, no es gratis ni casualidad tu pregunta y mi respuesta (nada lo es). Cuando te canses de sufrir, claro. No hay prisa, el tiempo no existe.

Y te recomiendo que cambies lo de “No al maltrato a los animales” por “Amor a todas las especies” o algo parecido.

Y gracias por permitirme aprender un poco más

Xavi

Imagen de Uki_71 en Pixabay

SESIONES ONLINE SEMANALES

¡Anímate y apuntante al grupo online Milagros Cotidianos!

MÁS INFORMACÓN AQUÍ